¿Asco?


Esto es un textillo sin fundamente, que carece de seriedad y de verdad.

***


Siempre he sentido asco por los hombres. La raza humana me produce cierto malestar, cierta congestión interna. Mi ser se siente corrompido por esta estúpida prole bastarda.
No recuerdo cuando empezó, tampoco cómo; yo suelo olvidar todo lo que aprendo con cierta facilidad. Hay momentos en los que creo no haber vivido nada, desconozco creencias descubiertas, funciones creadas, situaciones imaginadas: me olvido enteramente.
Sólo hay en mí una única e invariable verdad: YO REPUDIO A LOS HOMBRES.
Cada vez que los veo, el líquido que recorre mi organismo se siente irritado; las percepciones que recibo de esos individuos me son tremendamente temibles.
Sus formas de contradecirse, de engañar me son repulsivas, su fisonomía es asquerosa; sus descendencias, inútiles; su vida es tan irremediable como la mía.
He de aborrecerlos, he de maldecirlos enteramente, mi cuerpo los repele, las extremidades que poseo me proponen desterrar sus ideales, sus tontas sociedades, sus desquiciadas organizaciones.
He de odiarlos aún más, porque yo soy uno de ellos.

2 comentarios:

halfing dijo...

trata de vivir sin ellos.
nos veremos---(estare con un escudo)
:)

EXTRAÑADO dijo...

Pero aún con todo, inclusive alejandome de ellos, me siento parte de su círculo, es lamentable: yo también me siento hombre.
Y tú también.