Para Allison


Esta vez no he de escribir un comentario acrítico sobre alguna huelga, tampoco he de intentar plasmar esos poemoides que me salen muy mal y que ustedes, blogger/compañeros, malcomentan -no se tomen esto en serio-. Mucho menos he de copiar un bonito conjunto de versos que aplacan esa sed de sabiduría que existe en mí. Tampoco voy a escribir relatillos existenciales de escasa imaginación que develan mi carente formación intelectual. NO. Esta vez, la publicación va dirigida a Allison, esa remota, vieja y extraña compañera, amiga y hermana que tuve alguna vez... ya no me acuerdo cuando.

*

*

Allison,

Si supieras lo jodido que es vivir entre el cigarro, los libros mal leídos y las falsas sonrisas a desconocidos.

Si supieras lo ingenioso que se muestran estos catedráticos falsos, estos hombres imitados burdamente, este espejo que refleja mi forma tosca de vivir.

Hay... la vida, ya no es un frenesí, ni siquiera un simple ilusión, es ficción, sueño, mentira. Nos han engañado.

Lamento decirte que ya no somos los elegidos, en alguna parte hemos perdido esa consideración.

Ya no somos ángeles caídos, no tenemos alas, no somos visibles, pero estamos vivos.

Aún te creo, a pesar tuyo; todavía confío en ti, a pesar mío. Creo encontrarte en la siniestra noche de un abril mal ensayado, de un diciembre mal acordado, de un treinta olvidado.

Las actuaciones de la vida ya no son tan simples, cada vez me piden crear un mejor personaje, uno más distinto del anterior, más complejo, con variada voz, movimiento y sensación rara... Y yo que soy un mal actor: tú me entiendes.

NO debo decir que extraño tus nostálgicas conversaciones que en verdad eran mías.

NO debo confesar que añoro los exagerados abrazos de estúpidos amigos.

NO debo escribir falaces conversas que nunca existieron.

Ya sabes que Silvio no dice nada; que a Sosa se le apagó la voz de tanto clamar; que Enaudi se ha vuelto un paranoico de tanto ser escuchado.

Mis confesiones son ahora vanales, sin ti son exclamaciones sin sentido; ya no hay ese pudor, la vergüenza cotidiana del amanecer juntos. Dormir en humedad pura, conversar de mujeres con sombrero, reclamarte el poema que nunca me volviste a enseñar y que siempre busqué, pues esa proposición debió ser cambiada... todo esto para que suene mejor.

Mujer de octubre, mujer de revolución y de conet... ¿Qué ha de depararnos esta incertidumbre en que vivimos?

¿Qué ha de pasar con nuestro andar? ¿Qué ha de suceder con esos académicos recuerdos de enseñanza geométrica?

Sólo dios -que no existe- lo sabe.

Tú deberás entender mis mentiras, deberás encontrar razón a mi soledad, a mi "Oh Melancolía". Ya no basta con creer que somos dos, ya no basta con saber que estamos juntos, ya no basta con andar a ciegas.

Hace falta amor, sexo, complejidad amical, existencia liberadora, intuición de nutricionistas con las que juego a amar.

Comunicación, Sociedad, Lingüística, Arte, Política, Teatro, Festta...

Espero encontrarte por donde yo voy.

NO te olvides de este ser que alguna vez compartió dudas, temores, frustraciones contigo.

No te olvides de este ser que te quiere.

NO TE OLVIDES DE TU AMIGO.

3 comentarios:

Vértigo dijo...

Te descubro hoy, y no he podido parar de leer lo que has escrito, identificándome con cada palabra, sintiendo lo que has escrito y que yo no soy capaz de expresar ni tan bien ni tan bonito. Me ha encantado. Te visitaré más!!

EXTRAÑADO dijo...

Muchas gracias por el bello halago; diré que no escribo tan bonito, es más, no sé si se pueda catalogar de escrito aquello que aparece aquí; yo diría más bien que todo esto no son más que EXCRITOS, algo así como una mezcla de excreción y crítica.

halfing dijo...

siento no leer lo escrito,
pero que lo hayas escrito, lo siento.
vaya, no dejad de sorprender a los incautos seres que van rondando por ahi (aqui)
...alimento mental?
vaya si estara ud. muy nutrido de ello.
:)