Pido Disculpas.

Debo pues, pedir disculpas y proclamar lamentos, a todos aquellos a los que ofendí con actos inescrupulosos y situaciones alrborotadas...
Pido disculpas por todo aquellos que jamás comprendí; aquellos teoremas del amor, aquellas notas sin pudor, los cantares de esperanza.
Pido disculpas por lo que nunca dije, aquello que guardé para mí sin saber si era fructífero o nocivo; no me condenen por favor.
Pido disculpas por hablar demasiado del presente, por creer que somos los elegidos para salvar, por predicar que aún hay algo muy parecido ala esperanza.
Pido disculpas por los pecados que jamás cometí, los que no pude, los que no gasté.
Pido disculpas por recitar demasiado a Silvio, a Benedetti, a Lorca.
Pido disculpas por no contemplar la belleza humana, siempre preferí la animal.
Pido disculpas por exagerar las cosas que no son exagerables, por divertirme con lo que no es divertido, por jugar cuando uno ya no puede.
Pido disculpas por creer en mí con demasía y con alevosía; también por decir mentiras que se dan por verdaderas.
Pido disculpas por vivir a mi manera, sin respetar las ideas de mis amigos y sobrevalorando las actitudes de mis enemigos.
Pido disculpas por pensar en un futuro mejor, menos incierto, más digo de vivir, bonito, motivador.
Pido disculpas por buscar siempre a poetas, trovadores y actores de la juventud.
Pido disculpas por leer libros malos y por olvidar nombres y caras de conocidos míos.
Pido disculpas por ser tan despreocupado, por no ayudar a los demás, por no leer lo suficiente, por no entenderme, por no querer, por no vivir en paz...
Pido disculpas por pedir disculpas.

2 comentarios:

halfing dijo...

lo siento...
.
.
:)

Tercerdistante dijo...

Creo que por más que nos empeñemos en hacer las cosas "bien", muchas veces habrá alguien afectado, a quien tengamos que pedir disculpas por nuestros actos de bien. Así de relativo es ese concepto, porque está en la mente de cada uno y cada uno lo ve de un distinto color.