Aviso de servico a la comunidad...

Aviso de servicio público:

Se ha extraviado una chalina de lana, color azul, larga, sin ningún detalle adicional.
Se ha perdido con ella, ciertos recuerdo adolescentes, ciertas noches de Abril.
Además, se fueron una esperanza olvidadiza, un cálido abrigo invernal, una franqueza diaria.

Se me ha perdido el calor matinal, el abrigo de madre, las caricias de alguna fémina que olvidé.
Los colores ya no están, la suavidad se me ha fugado y ahora no me queda más que una simple compilación de rencores, soledades; extravagancias dignas de un tipo raro como yo.

En fin... ahora no me queda más que encojer el cuello, disimular el frío, apagar con el aliento el tiritar matinal.
Lamentablemente sólo me queda alzar la nuca al viento, hacerme el desentendido con el frío, soportar a la puta garúa limeña... maldición no me queda más que resignarme a la tristeza fría que me inspira esta existencia sin chalina azul, sin abrigo, sin cuello abrigado.
Si alguien la encuentra, si alguien la ha hallado... pido me la devuelva, pido que me la entregue, exijo su devolución inmediata.
Miren que ya no puedo sonreír, miren que ya no puedo respirar caliente... por favor.
No prometo reconpemsa, tampoco agradecimiento -tal vez un poco-.
Prometo sí, un reconocimiento especial: una salutación optimista para quién pueda devolverme el abrigo, la mañana tibia, la felicidad.

5 comentarios:

Epidemor dijo...

tu chalina azul ayer se te perdió
no se si se te fue
no se si se extravio...

y tu no tienes más que una chalina azul...

si alguien sabe de ella, le ruegas información...

cien mil o un millón tú pagaras...

tu chalina azul se te ha perdido ayer... se fue...
---
Si la encuentro te lo digo, voy a indagar a ver que hago. Porque todos tenemos nuestros unicornios (o chalinas) azules, y son invaluables.

CÉSAR ANTONIO dijo...

Alguien dijo por ahí: "unicornio azul";
pero tú, por tu chalina, debes estar peor que Silvio.

Moisés AZAÑA dijo...

Mira, en mi casa tengo una celeste. En un momento fue azul, pero tú sabes, el tiempo destiñe, al igual que a las ilusiones, al color original. Aunque hoy esta chalina la usa mi perro, sé que él se compadecerá de ti y te la obsequiará.

Gabriela Parra dijo...

No la necesitas.

Haz fortaleza de tus carencias...y vive.

La felicidad no esta afuera...es una opcion.

Aprende a ser feliz.

Saludos Venezolanos...

Otetet dijo...

Sólo tengo una camisa agujereada por las balas llamadas desprecio.