Cuidado...



Cuidado,
andan sueltos furiosos vesánicos que nos quieren destruir el alma.
Cuidado,
existen algunos imbéciles que queman libros y otros –más imbéciles aún-, que no los quieren compartir.
Cuidado con aquellos muertos que nos invitan a quedarnos con ellos.
Con la mierda que quieren que traguemos. Cuidado con los pormenores del amor.
Cuidado con los orgasmos perdidos, las manos púdicas y los labios resecos.
Cuidado con las religiones falsas, con los profetas que anuncian a inexistentes dioses.
Cuidado con los que se acuestan sin sueño, también con los que se levantan sin fe; además tengamos mucho cuidado de aquellos que quieren vendernos los dedos.
Cuidado con las vendas, con las mordazas, con las muletas.
Cuidado con los colores en exceso, con los cigarrillos sin fundamento, con el respirar sin saber por qué.
Cuidado con los que escriben tristes paradojas como ésta.
Cuidado,
de cantar canciones desconocidas, cuídense de amar sin entrega, cuídense de saber mucho.
Cuidado,
de poseer más de lo necesario, de contagiar tristezas, de purificar la raza, cuidado con vanalizar a los hombres.
Cuidado con las miradas libidinosas sin preservativo, con las caricias sin noche, con la alegría sin sol, con el llanto sin pena, con la salvación sin ganas, con la esperanza sin rabia, con los sueños sin manos limpias. Cuídense de tener cuidado.

3 comentarios:

Gabriela Parra dijo...

Cuidate de ti mismo...eres tu propio cuidado...
Cuidate de ser lo que no quieres ser...
Cuidate de olvidar sentirte completo por una fraccion de segundo...

pero sobre todo...

Cuidate de creer en el destino...y de que lo que leemos de cada uno... sea una revelacion de la vida...

Una realidad compartida...una razon de vida...

Un honor y un placer leerlo...

Caballero extraño delirante...

Huber Gonzalo dijo...

Cuidate de parecer cuidadoso en cierto casos que no se deberian tener cuidado. Me gustó(...)

CÉSAR ANTONIO dijo...

¡Cuidado!,¡cuidado!, pero existen en los diccionarios las palabras"desliz",exhabrupto"... Y no nos gusta cuidarnos o no pensamos en cuidarnos. Queremos vivir como niños: cuidados.