¿Y si no quedara nada? ¿más valdría que lo dejaramos todo y nos marcharamos?




Ya no quedan manos, nos la tuvimos que comer.

Ya no quedan pies, se gastaron en la huida.

Ya no quedan ojos, se acabaron por tanto buscar.

 

Ya no quedan tierras, todas se convirtieron en cristal.

Ya no quedan sentimientos, los tuvimos que vender.

Ya no quedan dioses, los tuvimos que matar.

 

Ya no quedan ideales, no hay tiempo para ello.

Ya no quedan sistemas, explotaron por la confusión

Ya no quedan hombres, se asesinaron entre ellos.

 

 

.

8 comentarios:

Gabriela Parra dijo...

Demonios...a esto me refiero!.

Duele,frustra, molesta, verdad?

Daro!!! dijo...

Que drástico, solo puede hablar así alguen que perdió una cosa: LA esperanza!!!

Hombre Extraño dijo...

Daro:

En la entrada olvidé colocar algo así como: Ya no queda esperanza, pues con ella encendimos la última vela que quedaba.

Epidemor dijo...

Yo creo que sí queda una esperanza: que nos vayamos todos a vivir eternamente en una ficción.

CÉSAR ANTONIO dijo...

La Esperanza, la Esperanza...
Esperar, esperar...
Y no poder hacer nada porque no hay tiempo ni unión para alcanzar ideales (cambiar el mundo)

Cuándo dejaremos de matarnos
que la tierra llora de pena, enflaquece.

Helí dijo...

quedan niño aún y algunos hombres que siguen siendo niños, felizmente x).

Mireya Denegri dijo...

No hay que ser tan literal. Odio los carnavales. Los odio. Lo que escribiste me recuerda a algo mio del 2005. Parecido.

halfing dijo...

:)